EQUIPO DE DIFUSIÓN DE CO2 EN ROCAS

Descripción

La parte central del equipo consta de una cámara construida en acero inoxidable con unas dimensiones internas de 320x320x320 mm y 40 mm de espesor, espesor suficiente para soportar las presiones de trabajo en el interior de la misma que son de unos 90 bar.

Esta cámara tiene un peso aproximado de 200 kg. En el interior de esta cámara se introduce una roca con unas dimensiones aproximadas de 300x300x300 mm. El cierre de esta cámara se consigue mediante la acción de un cilindro hidráulico, al final de este cilindro se dispone de una bandeja en la que se coloca la roca a estudiar, de forma que la acción del cilindro hidráulico permite tanto introducir la roca en el interior de la cámara como el cierre de la misma. Dispone además de disco de ruptura y pantalla de protección como elementos adicionales de seguridad.

El grupo hidráulico de cierre es capaz de ejercer una fuerza de más 95 Tm, y está formado por un cilindro hidráulico de 200×140 mm y 500 mm de longitud

Para introducir el agua y el CO2 en la cámara de difusión de CO2 se dispone dos bombas dosificadoras marca DOSAPRO MILTON ROY, de caudal regulable y presión hasta 200 bar con dosificador.

Para poder medir la difusión del CO2 en el interior de la roca se utiliza la técnica de ultrasonidos constando de dos palpadores que se colocan enfrentados en las paredes de la roca. Estos palapadores son transductores de inmersión en miniatura con protección metálica para 100 bar de presión. Esta parte consiste en la medida de las velocidades del sonido de la muestra dentro de la cámara de difusión durante la fase de ensayo.

Estas medidas junto con las de temperatura (necesarias para hacer la corrección de la velocidad) y las de presión de agua y CO2, se representan gráficamente en un diagrama XY con posibilidad de desplazarse en el tiempo y hacer zoom en cualquier parte del ensayo.

Todo el conjunto va montado sobre una estructura de dimensiones aproximadas 2.0 m de largo, 1 m de fondo y 1 m de altura construida con tubo cuadrado de acero inoxidable AISI 304 de 60x60x3 mm con ruedas autofrenables para facilitar su traslado. Todo el conjunto tiene un peso aproximado de 700 kg.

La planta incluye un armario eléctrico donde se encuentran tanto los interruptores de activación de los distintos elementos por parte del usuario, como los elementos de control eléctrico y las protecciones necesarias para garantizar la seguridad de las personas y de los equipos. La alimentación eléctrica es única, trifásica con neutro y toma de tierra.